HEREDE Y DESPUÉS PAGUE

HEREDE Y DESPUÉS PAGUE

Concepto de la Herencia

La herencia no es una operación de compra venta o un acto jurídico comprendido y entendido como una situación de tipo comercial.

No es una transacción económica, donde las partes se sientan a negociar, debatir un precio, una forma de pago, establecer una hipoteca, un pago en cuotas o todas las modalidades existentes para las transferencias comerciales en general.

Más aún, la herencia surge como un hecho lamentable, no previsto con fecha y hora; con todas las consecuencias económicas, personales y humanas que implica la pérdida de un familiar.

Otros Impuestos

Generalidades

No es necesario conocer mucho de las actividades comerciales frecuentes donde un comerciante o empresario, primero realiza la operación económica con su correspondiente factura o recibo, para luego, determinado el ejercicio económico, calcula y realiza el pago de los impuestos.

Formas de Pago

Todos los impuestos de origen mercantil, es decir que corresponden a transacciones económica donde los operadores tiene propiedad de los fondos a disponer para realizar la transacción, o en cuyo caso gozan del crédito suficiente para la misma, realizan la operación y luego pagan los impuestos.

Y si en el momento, por la razón que sea, que incluye la voluntad propia del deudor como motivo, este puede pagar los impuestos con vencimiento, en cuotas, etc. y aceptar las penalidades e intereses que se apliquen por esta modalidad.

Prescripción

Existen casos donde estos impuestos pueden entrar en un período de prescripción y por lo tanto, no se pagan nunca.

El impuesto nunca antecede al hecho jurídico

En los casos mencionados vemos que el impuesto no antecede de ninguna forma al acto jurídico

¿Que significa?
Que primero se realiza el acto jurídico, es decir la operación económica y una vez realizada esta, se devengan los impuestos correspondientes.

No existe operación económica donde los impuestos deban pagarse antes de realizarse el acto jurídico ya que esto es contrario al principio de la ley básica que da a lugar el impuesto y es el origen y fin de una transacción comercial.

Sin embargo, en la herencia, el Estado pretende cobrar el impuesto, antes que se resuelva la herencia, es decir antes de percibir los bienes.

Concepto de Actividad Económica Regular – Anticipos

Solamente en los casos donde se realiza una actividad económica de forma regular, por ejemplo la actividad empresaria o la de un Trabajador Autónomo, la Administración, solamente en estas condiciones, puede regular una “anticipo del impuesto”.

Este anticipo se basa y se calcula en función a los ejercicios anteriores de la empresa o del Trabajador Autónomo, que da a lugar a poder predecir un resultado similar en el ejercicio del año en curso donde la administración propone un pago adelantado.

Se da el caso que además, con las pruebas suficientes se pueda entender que este pago adelantado no es procedente, debido a que los valores tomados en el ejercicio anterior, no fueron regulares y por lo tanto no corresponde tomar que el ejercicio en curso tenga los mismos beneficios y por lo tanto, la misma carga impositiva.

La herencia no es bajo ningún punto de vista una actividad regular, por lo tanto no se puede obligar a anticipar un beneficio, beneficio que únicamente se produce al haber hecho efectiva la herencia.

Impuesto no Confiscatorio

El Artículo 31.1 de la Contitución Española es claro cuando se refiere a que ninguna contribución del Estado bajo ningún concepto, puede tener carácter de confiscatorio.

Es decir que ninguna operación puede estar planteada de forma tal que se imposibilite la adquisición por alguna razón impositiva que no permita la transmisión del bien enajenado y por lo tanto el Estado se quede con el bien de forma confiscatoria.

El impuesto a las herencias es claramente confiscatorio porque exige el pago de un dinero inexistente debido a que no existe en poder del sujeto imponible dicho bine para que con su resultado económico, pueda ser pagado el impuesto.
Por lo tanto, es confiscatorio.

Agravante Confiscatorio

Si una persona de escasos recursos, sea por la razón que fuere recibe una herencia millonaria, es totoalmente imposible que pague el impuesto, por lo tanto la transferencia de dicho bien pasa a manos de lEstado, confiscando los bienes.

Es decir que además de lo perjudicial de la aplicación de este impuesto es aún más perjudicial para los que menos tienen, elemento que va en contra de todo derecho racional occidental o de la propiedad privada.

Principio de riqueza y no riqueza, de persona físca o juridica y su prevalecencia

Riqueza y no Riqueza

Es un fundamento del derecho favorecer a las personas menos ricas de las más ricas en circuntancias similares y más aún, el de favorecer la riqueza a los menos ricos..

Esto no es así en el impuesto de herencias ya que una persona de escasos recursos puede estar impedida a enriquecerse, debido a la imposibilidad de hacer frente al pago del impuesto antes de recibir el bien que da a lugar a dicho impuesto.

Persona Física, Persona Jurídica

La Persona física es una persona, en cambio se denomina persona jurídica a una sociedad sea esta anónima, limitada o cuales quiera de sus formas como ser asociaciones civiles, fundaciones, etc.

En el Derecho, prevalecen los beneficios de las personas físicas frente a cualquier forma de persona jurídica, más aún en cuanto a tratamiento económico se refiere.

El sistema impositivo contempla pagos aplazados, sanciones y multas para el incumplimiento del pago de impuestos, debido a que se procede a cobrar el impuesto una vez realizado el acto jurídico.

Por lo tanto, una persona física no puede tener un derecho inferior, lo que, en el menos beneficioso de los casos, igualando derecho, la persona física también puede pagar el impuesto luego de realizarse el acto jurídico y luego pagarlo a plazos, con mora e intereses como en el caso de una persona jurídica.

Esto no es así en las herencias donde concurren personas físicas y por lo tanto el derecho debe ser superior o a lo sumo igual, es decir que el que hereda tiene derecho a recibir la herencia y luego pagar el impuesto correposndiente en forma aplazada, en cuotas, con recargos y moras y todo lo previsto para el pago de impuestos.

Necesidad Inminente del Estado de Recaudar Impuesto

Puede existir una necesidad inminente del Estado por recaudar impuesto debido a un déficit económico sea este del origen que sea.

Pero lo que jamás puede ocurrir es que esta necesidad tenga la voracidad de pasar por encima de la Constitución y de los fundamentos del Derecho Tributario y convertirse en una forma extorsiva y confiscatoria de un ciudadano que al recibir una herencia, no tenga el dinero para anticipar el impuesto.

Conclusión Final

Es Constitucional y pertenece a las bases del derecho tributario, pagar impuestos en base al enriquecimiento, lo que deja claro que sin enriquecimiento, no hay impuesto.

Es decir, que vista la figura legal que se quiera aplicar la Impuesto a las Herencias, la intención de hacer un cobro previo al enriquecimiento de la persona y que dicho cobro imposibilite y de lugar a la confiscación de estos bienes son razones más que suficiente para que el heredero, primero se haga titular de la herencia y acto seguido regularice su situación impositiva como lo determina todo el derecho tributario y la Constitución Española.

Infórmese en (España) al teléfono 807 40 54 53
Coste entre 1 y 1,5 euros minuto según operador.

(Tiempo promedio de una consulta 5 minutos)
(de 5 a 10 euros)

Y por solo 6,50 euros, adquiera el libro "Yo le Gané al Banco" en versión digital por el Asesor Financiero Internacional, Luis Fernando Massa.

Y conviértalo en su "Manual de Defensa" - Click Aquí


Deja un comentario