ANULAR LA HIPOTECA

Es el Principal Objetivo y el más Viable

La anulación de la hipoteca consiste en dar por invalidado el contrato hipotecario.

Una vez hecho esto, se puede llegar a las siguientes opciones :

  1. Hacer una hipoteca nueva con nuevas condiciones.
  2. Hacer un préstamo sin hipoteca, es decir lo que se conoce como crédito personal con condiciones favorables.
  3. Reducir el capital y hacer otro documento de deuda.
  4. Dar por anulada toda la operación y librarse de la deuda.

Cada uno de los casos, implica una suma de errores por parte de la entidad bancaria, del Notario, del Registrador y demás personas involucradas en la operación-

Hipoteca Nueva

Demostrado que hubo errores leves por parte de los intervinientes, se procede a solicitar que sse haga una nueva hipoteca.

En esta nueva hipoteca se fijan nuevas condiciones como por ejemplo, que no tenga clausula suelo, que no haya garantes, que el interés sea muy inferior y demás elementos que el banco aceptará si no hay grandes modificaciones en el capital o la propuesta de hacer una quita del mismo.

Insisto, todo esto depende de los elementos reunidos para dar la nulidad a la hipoteca.

Hacer un préstamo sin hipoteca

En el caso que los errores hagan que la deuda de capital no de lugar a dudas, pero si todo el procedimiento pueda dar a lugar a temas penales, esta opción es posible.

Consiste en liberar a la propiedad de la hipoteca, es decir por ejemplo, la puede vender y el dinero que se calcule en la renegociación se aplique a un crédito sin más garantía que su persona, excluyendo a cualquier tipo de inmueble.

Esta situación es viable cuando se han encontrado errores concretos que pueden dar lugar a multas o sanciones a los que participaron en la hipoteca, como ser el Director de la Sucursal, el Tasador, el Notario, etc.

Insisto, todo esto depende de los elementos reunidos para dar la nulidad a la hipoteca.

Reducir el capital del Crédito

En el caso de poder tener constancia de elementos contundentes que den por hecho que existen errores graves en la hipoteca, los involucrados, además de tener sanciones en sus profesiones, pueden llegar a tener sanciones económica, especialmente el banco.

Las sanciones económicas para determinados errores son superiores a los 50.000 euros.

Es decir que si tenemos elementos para demostrar estos errores, podemos comparar restos con las sanciones económicas que se ven involucradas y resulte entonces preferible para las partes, reducir el importe de su deuda y no tener que pagar las sanciones con el antecedente que esto conlleva.

Haciendo una presentación de esta situación especificando las sanciones a cada uno de los involucrados, una buena negociación da a lugar a que estos prefieran que se reduzca el capital y que se haga otro documento de deuda, se hipoteca o crédito con las condiciones más convenientes.

A todas las partes le conviene siempre pagar antes de recibir sanciones o que de a lugar a una resolución judicial que de lugar a antecedentes para que otras personas puedan utilizar esta sentencia para presentarla como elementos para ganar un juicio en condiciones similares.

Insisto, todo esto depende de los elementos reunidos para dar la nulidad a la hipoteca.

No pagar más la hipoteca

No es el caso más común y es el que lleva más esfuerzo en reunir las pruebas necesarias.

Por lo general los errores cometidos en la hipotecas pueden ser tan grandes que las infracciones cometidas dan lugar a suspensiones de matrículas, suspensiones de ejercicio de la profesión, suspensiones comerciales y grandes sumas de dinero en lo referente a multas.

Hemos llegado a tratar casos, donde si se insistía con ir a Juicio, la entidad bancaria se enfrentaría a una multa de 500.000 euros.

En este ejemplo, el banco prefirió dar la hipoteca por terminada y no ir a juicio.

Insisto, todo esto depende de los elementos reunidos para dar la nulidad a la hipoteca.

Infórmese en (España) al teléfono 807 40 54 53
Coste entre 1 y 1,5 euros minuto según operador.

(Tiempo promedio de una consulta 5 minutos)
(de 5 a 10 euros)

Y por solo 6,50 euros, adquiera el libro "Yo le Gané al Banco" en versión digital por el Asesor Financiero Internacional, Luis Fernando Massa.

Y conviértalo en su "Manual de Defensa" - Click Aquí


Deja un comentario